Patriots deben enfrentar problemas contractuales con Malcolm Butler

FOXBOROUGH — Al igual que el resto de los equipos de la NFL, los New England Patriots se preparan para la próxima temporada. Estos son algunos de los retos que enfrenta el equipo:

El esquinero Malcolm Butler fue uno de los 17 jugadores que no participaron en las actividades organizadas por el equipo la semana pasada. Si bien la razón por su ausencia no es conocida, no me sorprendería si estuviera relacionada con su situación laboral. Butler ha dicho a sus compañeros y amigos que tiene pensado buscar un ajuste en su contrato antes de la temporada del 2016 y permanecer fuera del campo en los entrenamientos voluntarios sería una decisión que reduce los riesgos de lesión y también podría ser vista como un mensaje a la organización que no está contento con la situación y los detalles de sus negociaciones contractuales.

Butler se presentó al “Fantasy Camp” del equipo con patrocinadores y jugó baloncesto en una preparatoria local con compañeros hace dos semanas, así que no está muy alejado. Pero creo que es justo decir que es una situación que debemos vigilar en las próximas semanas y meses.

El contrato de Butler, junto con los acuerdos de los apoyadores Jamie Collins y Dont’a Hightower que también vencen al final de la temporada, indica que la gerencia de los Patriots tiene una posible situación sensible en sus manos con tres de sus mejores jugadores. Cada uno se merece una extensión, y ver al ala defensiva Chandler Jones (que también estaba entrando al último año de su contrato) ser canjeado en marzo, seguramente los inquietó. Así que, ¿quién recibirá primero su dinero? ¿Se concretará el acuerdo con alguno de ellos antes de la temporada? En caso de no ser así, ¿cómo se recibiría la batalla –jugador contra equipo– en el vestuario?

Entre este punto y el inicio de la temporada regular, veo esto como una de las historias principales con los Patriots, con más presión debido a lo que está en juego. En el pasado, el propietario Robert Kraft presagió esta situación el año pasado cuando discutió la partida del esquinero Darrelle Revis en la agencia libre. Hightower, quien por lo general es uno de los jugadores que más participación tienen en las entrevistas, no quiso hablar sobre el tema después de la práctica.

Cada año, en esta época, parece llegar un recordatorio de la manera en que Bill Belichick marca la pauta con los jugadores, y también que no muestra señales de declive. Lo vimos en el campo de prácticas, cuando Belichick, de 64 años de edad, regañó a los jugadores por olvidar parte del programa de entrenamiento, y esto se reforzó por las declaraciones del tackle defensivo de octavo año Terrance Knighton, quien está en su primer año con los Patriots. “Viendo desde fuera, te das una idea de cómo es, sobre todo con la manera en que tu entrenador en jefe maneja los medios y cómo funcionan las cosas por aquí. El nivel de responsabilidad es diferente una vez que ingresas a las instalaciones”; expresó Knighton.

Cuando el miembro de la generación 2016 del Salón de la Fama de los Patriots, Kevin Faulk, reveló que estuvo a punto de firmar con los Tampa Bay Buccaneerscomo agente libre tras la temporada de Super Bowl del 2004, eso me llevó a ponerme en contacto con el analista de “Monday Night Football” de ESPN, Jon Gruden, para preguntarle qué vio en Faulk que habría encajado bien con su equipo ese año. Los Buccaneers venían de una campaña 5-11, y luego que Faulk rechazara su oferta, reclutaron a Cadillac Williams con la quinta selección global del draft y enviaron a Michael Pittman al segundo lugar de la lista de profundidad antes de terminar el año 11-5. “Me encantaba Faulk en LSU. Se encargaba de las cargas, atrapaba el balón y corría rutas en un alto nivel cada semana”, refirió Gruden. “Era un tipo duro, versátil y perfecto para lo que queríamos hacer en ofensiva”.

Algo que saltó a mi vista en la práctica respecto a la plantilla fue la posición de corredor, donde el veterano Brandon Bolden era por lo general el primer jugador en los ejercicios. Esto fue resultado de las ausencias de Dion Lewis (quien se recupera de un desgarre en el ligamento cruzado anterior) y LeGarrette Blount, así que Bolden, James WhiteJoey IosefaDonald BrownTyler Gaffney y el novato no reclutado en el draft D.J. Foster estuvieron en la posición. Algo que escribí en mi libra de notas: ¿Hay algún corredor explosivo en la posición además de Lewis? Después de pasar por alto la posición en el draft, el club parece tener mucha fe en que Lewis permanezca sano todo el año, lo que podría significar que deben ser más cuidadosos en manejar su carga de trabajo en el 2016.

Se podría decir lo mismo de los tackles ofensivos titulares Nate Solder y Sebastian Vollmer, que tampoco practicaron. Eso significó que LaAdrian Waddle (tackle izquierdo) y Marcus Cannon (tackle derecho) fueron los dos mejores jugadores disponibles en la posición. Solder y Vollmer deberían estar listos para jugar cuando inicie la temporada, pero, ¿tienen suficiente profundidad si las lesiones aparecen por segundo año consecutivo? Una teoría de la temporada baja sobre el ala cerrada convertido Michael Williams siendo parte de la rotación, no se presentó durante las prácticas. Williams aún sigue usando el N° 85 y continúa entrenando con las alas cerradas.

Por otra parte, un reporte del New York Daily News señala que la decisión del comisionado Roger Goodell de suspender a Tom Brady es “vengativa”. También se pide a Goodell poner fin al Deflategate y enfocarse en el tema de mayor importancia, enfermedades cerebrales en el fútbol americano. Creo que Goodell si eso fuera lo que quieren los 31 dueños restantes, pero quedó claro que la mayoría de los dueños quieren un castigo completo para Brady y los Patriots. Goodell está siguiendo sus órdenes.

La demora en la contratación de las selecciones de tercera ronda del draft sigue siendo un tema en New England con el mariscal de campo Jacoby Brissett aún sin un acuerdo. De las 35 selecciones en la ronda este año, sólo 18 han firmado, un ritmo más lento que el resto de las rondas. Todos estarán bajo contrato a tiempo, pero la tercera ronda ha creado el mayor reto en el nuevo contrato colectivo de trabajo, y un gerente general indicó que el acuerdo de novato del apoyador Mason Foster del 2011 a menudo es la manzana de la discordia en las negociaciones. Foster, quien está representado por el agente Steve Caric, recibió 1.4 millones de dólares en dinero garantizado en el 2011, que sigue siendo un récord para cualquier selección de tercera ronda. Ese fue el primer acuerdo negociado bajo el nuevo contrato colectivo de trabajo, cuando no había un precedente establecido, y sigue siendo un caso aparte hoy en día.

El corredor Sammy Morris, quien jugó para los Patriots del 2007 al 2010, fue buscado recientemente por el entrenador de acondicionamiento y fuerza de primer año Moses Cabrera para que lo auxiliara como asistente voluntario, similar a lo que ha hecho Joe Andruzzi en los últimos años. Morris aceptó la oportunidad, es por eso que estuvo presente en el campo en las actividades organizadas por el equipo, ayudando donde fuera necesario (incluyendo su vieja posición). “Definitivamente es un camino que quiero tomar”, declaró Morris, quien fue entrenador en preparatoria y ligas infantiles. “En mi primer año como entrenador, tuve que elaborar un currículum y no había nada que mencionar además que mi experiencia como jugador. Esta ha sido una buena experiencia. Mientras más hago, puedo verme a largo plazo en la posición”.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.