Previa de la temporada 2016 de la SEC conference en la NCAA

images22El título de Alabama no sólo le otorga un punto más a su universidad, también le sigue aplicando el foco, y la presión, de todas las miradas a la conferencia.

La SEC arrancara otra temporada como la conferencia más potente del Football Universitario. El título de Alabama no solo le otorga un punto más a su universidad, también le sigue aplicando el foco de todas las miradas a la conferencia con la presión para todas las escuelas que eso conlleva.

Alabama seguirá siendo el estandarte de la conferencia después de firmar el mejor recruiting de esta clase.

Florida, Ole Miss, Tennessee, Georgia y LSU son equipos llamados a estar arriba y competirle a Bama el título de la SEC.

Hay muchos entrenadores en el “Hot Seat” para los que la presión es aún mayor.

Kentucky, Vanderbilt, South Carolina, Arkansas, Auburn, Mississippi State y Texas A&M estarían un paso por debajo sin descartar a ninguno porque siguen teniendo mucho talento. Lo de Missouri el año pasado es un caso aparte. Se espera otro año muy interesante en la SEC Conference.

Division Este:

Florida Gators: De alguna forma los Gators se las arreglaron para lograr una temporada de 10 victorias a pesar de anotar 7 puntos por partido menos que en 2014 (7 victorias) para completar una magnifica primera temporada de Jim McElwain. Esta segunda campaña pinta muy prometedora en Gainesville con el QB Luke del Rio quien ha sorprendido gratamente en los entrenamientos y en el Spring Game. De todos modos la auténtica fortaleza de los Gators reside en la defensa, liderada por Caleb Brantley, el ancla de esa DL poblada de mucho talento entre lo que encontramos gran cantidad de prospectos de 4 y 5 estrellas. Eddy Pineiro, el JUCO Nº1 del país, es considerado uno de los mejores kickers de la liga, con un rango inusual en College, incluyendo en entrenamientos Field Goals buenos de hasta 71 yardas. En resumen, podemos esperar una temporada muy prometedora en Florida, pero dependerá del ataque hasta que escalón podrá llegar el equipo.

Georgia Bulldogs: Una nueva era comienza en Athens con el nuevo HC Kirby Smart, tras 15 años de Mark Richt y un increíble record de 146-51. El QB Greyson Lambert empezó 12 de 13 partidos la pasada temporada estableciendo el record de la NCAA en % de pases completos con 24 de 25 contra South Carolina. Los RBs Nick Chubb y Sony Michel se complementan perfectamente para formar uno de los backfields más poderosos del país. Los Bulldogs lideraron la defensa contra el pase en la SEC la pasada campaña y los 4 titulares de la secundaria vuelven. Smart fue Safety en Georgia desde 1995 a 1998 y ha sido DC en Alabama los últimos nueve años. Se hace prever una buena campaña de los Bulldogs.

Kentucky Wildcats: Critico cuarto año para Mark Stoops quien está claramente en el “Hot seat”. La temporada arranca prometedora detrás de una defensa que lleva dos temporadas muy sólidas. El calendario es favorable con 7 partidos en Lexington y sin “back-to-back” fuera de casa. El Junior RB Boom Williams quien estableció el record de la escuela con 7.1 YPC la pasada temporada, liderando un backfield que acabó con 1341 yardas 11TD y 195 carreras. Ya son 6 años seguidos con record negativo incluyendo en 2015 el 5º calendario más complicado donde acabaron 0-7. Puede ser el año que lleguen a ese ansiado 50%.

Missouri Tigers: Decir que 2015 fue un año duro para los Tigers seria maquillar mis palabras. Gary Pinkel, el HC más victorioso de la historia de Missouri anunciaba su retirada tras ser diagnosticado con leucemia. Un día antes de hacerlo, el equipo realizaba una manifestación en el campus a causa de un incidente racial terminando esto en la renuncia del decano de la universidad. El QB Maty Mauk era expulsado del equipo por violar las normas. Para terminar, el equipo pasaba de 11 victorias a 5, pasando de un final glorioso a una temporada calamitosa. Barry Odom quien era el DC, toma los mandos del equipo esperando que el nuevo OC Josh Heupel (llegado de BYU) pueda inyectar savia nueva a un programa que necesita una buena transfusión.

South Carolina Gamecocks: Will Muschamp entra al puesto de HC en una situación difícil, con una gran falta de talento. Incluso el ex-entrenador de los Gators ha declarado que necesita más playmakers y mayor profundidad. La secundaria esta en cuadro con muy poca capacidad de jugar la cobertura de Muschamp. La temporada de 3-9 en 2015 fue marcada por las lesiones y el mal recruiting, algo ya habitual los últimos años en Columbia. Han perdido por un promedio de 10.2 puntos y 109 yardas por partido contra oponentes de la SEC en 2015, el peor de la conferencia. Difícil camino el que le espera a Will Muschamp en los Gamecocks tras un breve paso con más pena que gloria en Auburn.

Tennessee Volunteers: HC Butch Jones ha mejorado dos victorias el equipo en cada una de las 2 pasadas temporadas mostrando una mejora exponencial de los Volunteers. Este año tendrán de vuelta un total de 17 titulares, no es sorprendente ya que en 2014 tenían 23 True Freshman, el mayor número de la nación, seguido de un total de 240 titularidades. Entre los que vuelven destaca el QB Joshua Dobbs (14-5 en 19 partidos como titular) y un grupo de jugadores muy experimentado. Los partidos perdidos en 2015 fueron por poco y el crecimiento de Butch Jones está latente, por lo que estimo una gran temporada en Knoxville.

Vanderbilt Commodores: Después de que en 2014 el HC Derek Mason hiciera debutar en la FBS a 26 jugadores, en 2015 hubo 123 titularidades por “underclassmen”. El buen trabajo de reclutamiento y los movimientos de jugadores jóvenes han empezado a dar sus frutos la pasada temporada con una de las defensas más mejoradas del país. Por segundo año consecutivo será el propio Mason el que actuara también en el puesto de DC, donde además tendrá de vuelta a 5 de sus 6 máximos tackleadores. Tendra a 6 nuevos entrenadores en el Staff para mejorar un área del juego critica como son los turnovers. Desde 2011 a 2013 donde llegaron a 3 Bowls tuvieron un margen de turnovers de +8, sin embargo, en las últimas dos temporadas han tenido un combinado de -24. Claramente un dato a mejorar. Un dato curioso sobre los Commodores es que llevan 15 años seguidos perdiendo el sexto partido de la temporada.

Division Oeste:

Alabama Crimson Tide: Como viene siendo habitual, Alabama ha perdido gran parte de sus titulares en el draft de la NFL, sin embargo, también nos tienen acostumbrados a realizar reclutamientos de alta calidad incluyendo 4 prospectos de 5 estrellas. No resulta extraño cuando tienes un entrenador con record de 110-18 en la Universidad, incluyendo 4 campeonatos de la SEC y 4 BCS Championships. Además, Alabama tiene el record histórico de la NCAA con apariciones en 63 Bowls. Por otra parte, los Freshman que estaban en plantilla la pasada temporada se combinaron para 57 titularidades, una buena marca que ayudara a cubrir la marcha de los Senior y demas jugadores drafteados. Son el primer equipo en ganar dos campeonatos de la SEC consecutivos desde que lo consiguiera Tennessee en 1997, y podrían ser el primero en ganar 3 desde 1977 si este año siguen por el mismo camino. Alabama con Nick Saban es una máquina de ganar.

Arkansas Razorbacks: Un muy buen tramo final de temporada (6-1) ensombreció un arranque en frio de 2-4, enviando así al equipo a su tercera Bowl consecutiva bajo los mandos del HC Bret Bielema. Sin embargo, un desguazado ataque al que solo volverán un 35% de las yardas ganadas el año pasado y 47 titularidades de la línea de ataque hará que toda la presión recaiga sobre una defensa a la que si vuelven un 86.76% de los tackles del año pasado (2º más alto del país). Si el nuevo asistente defensivo, Paul Rhoads (ex-Iowa St) puede marcar diferencias los Razorbacks tendrán una buena base en ese lado del balón ya que reemplazar al All-SEC QB Brandon Allen, All-SEC RB Alex Collins y gran parte de la OL puede ser una ardua tarea a largo plazo. Como buen punto fueron con South Carolina el equipo que menos fumbles perdió en toda la temporada (3). En cuanto al schedule, tienen a 10 contrincantes que acabaron con record ganador el año pasado, esto sumado a las dificultades del ataque me hace creer que será una temporada difícil para lo Razorbacks.

Auburn Tigers: Posiblemente el equipo más decepcionante en todo el país la pasada temporada. Los Tigers buscan dar vuelta a esa temporada 2015 con un calendario relativamente asequible, empezando con 5 partidos consecutivos en casa y sin dos partidos de seguido a domicilio, sin embargo de los primeros 8 partidos, 7 son contra equipos que vienen de jugar Bowl aunque 4 sean contra equipos SEC con los que tienen revancha pendiente. El nuevo DC Kevin Steele viene de LSU para arreglar una defensa que ha permitido 413 yardas por partido la pasada temporada y que debería mejorar mucho en 2016. Como dato, los Tigers están 29-0 en casa desde 2007 contra equipos que no sean de la SEC.

LSU Tigers:

Doceava temporada de Les Miles al cargo de LSU con 9 titulares de vuelta en ataque y 9 en defensa para tratar de llevarse el título nacional como uno de los candidatos. RB Leonard Fournette estará en la lucha por el Heisman Trophy desde el primer día. Ahora este equipo que acabo 10-3 la temporada con uno de los roster más experimentados del país y seguramente el “workhorse” más prometedor hacen pensar que se acabaran jugando esta división oeste el 5 de Noviembre contra Alabama. La buena noticia es que recibirán a los chicos de Saban en Baton Rouge. Deberían de acabar con un mínimo de 10 victorias.

Mississippi State Bulldogs: Los Bulldogs llevan 6 apariciones consecutivas en Bowls bajo el mando de Dan Mullen, ganando además 4 de esas 6. Mullen ha logrado un equipo muy disciplinado al ser el menos penalizado de la SEC y el 7º de todo el país. Los Bulldogs han superado las expectativas los últimos años, incluso la pasada temporada fue seleccionado por gran cantidad de analistas para quedar últimos de la SEC. Una temporada de 9-4 con una victoria por 51-28 en la Belk Bowl y otras de mucho mérito para firmar una más que digna temporada. La gran cuestión de esta temporada es la búsqueda de un reemplazo para el QB Dak Prescott. Viendo el Spring Game, creo que Mullen tiene 4 QBs capacitados para el puesto. La defensa debería de mantenerse solida con 6 titulares de vuelta. Tienen el calendario más fácil de la división oeste, ya que enfrentan a South Carolina y Kentucky, que deberían ser partidos de conferencia asequibles, además de ser el único equipo de la división que evita a los 3 Top de la D. Este. Si la defensa se mantiene y Mullen escoge al QB adecuado estaremos hablando de su séptima aparición consecutiva en un juego de Bowl.

Ole Miss Rebels: El QB Chad Kelly, sobrino del famoso Jim Kelly de los Bills, quien ha logrado lo títulos de “SEC Newcomer of the Year” y “ALL-SEC 2nd Team” la pasada temporada vuelve al equipo. Ha sido el líder en yardas de pase de la SEC, Puntos totales y pases de TD. Mientras tanto, el HC Hugh Freeze se ha convertido en el único de la historia de esta universidad que ha logrado llegar a partidos de Bowl en cada uno de sus 4 primeros años como Head Coach. Además, ha liderado a los Rebels a dos temporadas seguidas de 9 victorias, primera vez que ocurre en Ole Miss desde 1962. Desafortunadamente han sido totalmente saqueados en el draft de la NFL, perdiendo al LT Laremy Tunsil y al DT Robert Nkemdiche, dos de los líderes del equipo al que solo vuelven un total de 3 jugadores en ataque (0 de la OL) y 5 en la defensa. Tendrán además un duro calendario enfrentando a 10 equipos que vienen de jugar Bowl, pero el talento en plantilla sumado a un buen recruiting y un grandísimo Staff creo que lograran firmar una buena temporada

Texas A&M Aggies: Los Aggies llevan dos temporadas muy parecidas empezando 5-0 ambas temporadas, siendo rankeados sextos y novenos, siendo denominados por mucha gente el “Hot Contender”. Sin embargo, están 6-10 después de ese punto finalizando ambas temporadas sin rankear. Tendran al QB Trevor Knight transferido desde los Sooners como buena base para el ataque, que contara con los talentosos WRs Christian Kirk y Josh Reynolds. La defensa sin embargo es un problema, sobretodo parando la carrera. Han permitido más de 5 yardas por carrera en cada una de las ultimas 3 temporadas. Tendran solo 3 partidos en casa contra rivales de conferencia y será contra 3 de los 4 mejores equipos de la SEC (Ole Miss, LSU y Tennessee), lo cual quiere decir que sus partidos “ganables” son fuera de casa.Acabaran rondando el 50% de victorias.

Predicción:

Alabama debería ser la escuela dominante un año más en la SEC, es además el máximo favorito al título nacional y cuenta con el mejor equipo, mejor Staff y mejor recruiting del país, difícil de batir. Creo que Ole Miss y Tennessee serán los dos equipos que más difícil se lo pondrán y que incluso podrían llegar a jugar el College Football Playoff.

 

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.