Previas conferencias AAC Y C – USA de la NCAA

Una conferencia en flanco crecimiento (AAC) y otra (C-USA) muy descompensada con 5 equipos punteros y un abismo detrás.


CONFERENCIA AAC:

Estamos ante una conferencia en crecimiento los últimos años. Desde que se crease hace 4 temporadas, ha metido a más equipos en Bowls, y el nivel de reclutamiento ha mejorado.

Tom Herman venia de ser OC en los Buckeyes que ganaron el campeonato nacional, y en su primera temporada ha cerrado un año sensacional con un record de 13-1, incluyendo la victoria por 38-24 ante Florida State en el Peach Bowl y acabando octavos para la AP. El recruiting de Houston ha sido notable incluyendo a unas 5 estrellas. Contaran con el candidato al Heisman Trophy y único QB con Deshaun Watson en pasar para más de 2000 yardas y correr más de 100 el año pasado, Greg Ward Jr. 14 titulares de vuelta en el equipo que más turnovers ha forzado en el país los últimos dos años. La apertura contra Oklahoma marcará el devenir de la temporada para ellos.

Los Temple Owls son el otro gran equipo que ha ido creciendo los últimos años, gracias al trabajo del HC Matt Rhule, quien ha quintuplicado las victorias en dos años. Con Jahad Thomas y PJ Walker dirigiendo la ofensiva, deberían de volver a ser el equipo a batir en la división este.

South Florida rompió su racha de temporadas perdedoras gracias a otro HC que viene recogiendo los frutos de su buen trabajo, hablo de Willie Taggart quien ha impuesto su “Gulf Coast Offense” y ha logrado mejorar su ataque en 185 yardas y 20 puntos por partido. La poca experiencia que tendrán ambas líneas será una de las grandes incógnitas para los Bulls.

Memphis lleva dos años tremendos y este año comenzaran una nueva era con el recién llegado HC Mike Norvell. JUCO Transfer QB Riley Ferguson (2942 yardas y 35 TDs la pasada temporada) reemplazara al nuevo jugador de los Broncos de Denver, Paxton Lynch. 16 titulares de vuelta para un equipo lleno de experiencia con ganas de seguir mejorando.

Cincinatti con Tommy Tuberville al mando siempre es un equipo con las expectativas muy altas aunque luego la cosa acabe mal. Vuelven 12 titulares del equipo que acabo 7-6 la temporada pasada.

En Navy La marcha de muchos titulares (12) y la poca experiencia del roster actual será el gran hándicap de los Midddies quienes vienen de una dominante era con Keenan Reynolds. QB Tago Smith no parece ser la respuesta.

Tulsa tienen uno de los ataques más prolíficos del país, anotando 34 o más puntos en 11 partidos el año pasado. Sin embargo, la defensa ha hecho aguas, permitiendo 40 puntos por partido. QB Dane Evans se adaptó rápido a la ofensiva de Philip Montgomery. Me espero más de lo mismo este año por Tulsa.

Un final de 1-4 supuso el final de Ruffin McNeill en East Carolina. 51 de 89 jugadores del roster son “underclassmen”, incluyendo el QB Philip Nelson quien tiene el segundo mejor porcentaje de pases completados del pais. Dificil veo que mejoren la marca de 2015.

UConn mostro una defensa muy sólida que les llevo a jugar la St. Petersburg Bowl contra Marshall. Si el ataque puede echar una mano habrá que estar atentos a los Huskies, pues seguro que será un equipo competitivo.

Chad Morris acabo su primera temporada como HC de SMU con un 2-10 que tiene un trasfondo más allá del record. El equipo mostro ligeras mejoras en casi todas las áreas. Un proyecto joven que necesita un par de años para ver los frutos.

En UCF esperan no repetir la historia de 2015 donde perdieron sus 12 partidos. Scott Frost llega para ocupar el sitio de HC. Se necesita mucha paciencia para que este programa vuelva a reflotar.

Si bien Tulane venia de la mejor defensa de la AAC en 2013, la progresión ha sido negativa en ambos lados del balón sin dejar de tener una defensa competente. Tan solo 11 titulares de vuelta y un nuevo HC en Willie Fritz hacen pensar que sudaran para conseguir una victoria.

Predicción: Houston es el mejor equipo en diferentes áreas: Staff, talento actual, recruiting, dinámica ganadora… Temple será su máximo competidor pero está lejos aún. Mantener un ojo a USF quienes deberían estar arriba en la conferencia y llegar a una más que decente Bowl.

 

CONFERENCIA C-USA:

La C-USA ha tenido una brecha tremenda, la diferencia entre los 5 mejores y los demás es muy grande. Esos 5 se fueron a 3-2 en partidos de Bowl a pesar de tener 7 plazas garantizadas. Este año solo tendrán 6 plazas de Bowl garantizadas. En los últimos 5 años los equipos C-USA han marcado un record de 18-8 en estos partidos, más que aceptable.

Los Hilltoppers de Western Kentucky volverán a ser el equipo a batir a pesar de haber perdido al mejor QB de la historia de la escuela y uno de los mejores de la liga. Llevan 11 victorias consecutivas en partidos de conferencia y tienen a tiro las 14 de Southern Miss en el 2000.

Middle Tennessee, Marshall y Southern Miss, con 3 muy buenos QBs, se postulan como principales aspirantes.

La liga tendrá 13 equipos por segundo año consecutivo, pero en 2017 volverán a ser 14 con la vuelta de UAB quien disolvió el programa y a los 6 meses volvió a abrirlo.

 

HC Jeff Brohm fue una de las más gratas sorpresas la pasada temporada liderando el barco de Western Kentucky en su segundo año. Actualmente 4 jugadores están luchando por el puesto de QB titular, esta es la gran duda de la temporada. Mike White, el transfer de USF parecer tener una pequeña ventaja, pero saldremos de dudas la primera semana. En cualquier caso estará rodeado de mucho talento. RB Anthony Wales es uno de los corredores más elusivos del país, acabando la pasada temporada con 7.0 yardas por carrera. Taywan Taylor es uno de los mejores WR del país. Acabo la temporada con 1467 yardas de recepción, el tercero con mayor cantidad en todo el país, un auténtico atleta. Además, vuelven los 5 titulares de la línea ofensiva, por lo que la media de 44 puntos por partido anotados en 2015 podría mantenerse a pesar de la marcha de Doughty. Sin duda el equipo a batir.

Southern Miss sorprendió a propios y a extraños en 2015, pero ese éxito les costó a su entrenador, Todd Monken quien ha dado el salto a la NFL como entrenador de WRs en Tampa Bay. Tras un record combinado de 4-32 en los 3 años anteriores los Golden Eagles acabaron a temporada 9-5 incluyendo 7-2 en partidos de conferencia. Su defensa ha mejorado drásticamente con respecto a años anteriores. Nick Mullens acabó la temporada con 35 pases de TD, siendo el cuarto que más ha tenido en 2015. RB Ito Smith corrió 171 veces para 1128 yardas, tuvo 49 recepciones para 515 yardas y un total combinado de 13 TDs. Es un corredor con muy buenas manos y buen instinto para actuar como vía de escape. Se complementa a la perfección con Mullens. La O-Line retorna 4 seniors y un junior para que este ataque pueda mejorar al son de la defensa. 40 puntos por partido en 2015 que podrían incluso ser mas en 2016.

Tiene mucho valor que 2015 fuera un año de transición para Marshall y aun así tuvieran el segundo mejor record de la conferencia. El veterano HC Doc Holliday sigue reclutando muy bien y encontrando las piezas que encajan a la perfección en este puzzle que dirigirá por séptimo año. La mayor duda viene en el juego de carrera. La pasada temporada las lesiones machacaron a Devon Johnson. Hyleck Foster es un reconvertido WR que aparentemente será el RB titular. La defensa permitió 360 yardas por partido siendo la mejor del país, con tan solo 17.8 puntos encajados. Sophomore QB Chase Litton fue titular en lo últimos 11 partidos, ganando 9 de ellos. De él depende en gran medida que el ataque funcione pese a los problemas del backfield, y con esa defensa, asaltar el trono de lo Hilltoppers.

Middle Tennessee State es uno de los 4 equipos en completar la temporada con un pasador de más de 4000 yardas y un corredor de más de 1000. Los Blue Raiders quieren más en 2016 y para ello el HC Rick Stockstill con su hijo, como QB titular. Brent Stockstill realizo una tremenda campaña 2015 siendo “Freshman of the Year” La defensa fue un pilar fundamental en 2015, siendo la cuarta mejor del país en la redzone, pero pierden a sus 3 linebackers titulares y a sus 4 jugadores “All C-USA”. Esta será una de las claves de la temporada con los Stockstill al mando de un equipo del que se espera mucho.

La combinación de Jeff Driskel, Kenneth Dixon y una buena defensa se suponía que les daría a Louisiana Tech el pase al campeonato de la C-USA, pero no fue así. Y ahora sin Driskel, Dixon, y 8 titulares de esa defensa, los Bulldogs afrontan una temporada difícil, incluso de transición, con muy poca experiencia en roster. El Schedule es complicado para dificultar aún más la misión, pero no deberían de tener problemas para volver a llegar a un “Bowl game”.

Rice comenzó con las expectativas muy arriba, pero la falta de talento en la posición de QB, las lesiones, y una defensa mediocre les dejaron en 5-7. Vuelven 9 titulares a la defensa y por esa parte debería de mejorar, pero no creo que haya suficiente talento en ataque como para poder volver a la cantidad de victorias de 2013 o 2014. Llegar a .500 es el objetivo realista.

Cuando parecía que Florida Atlantic estaba haciendo progresos, dos temporadas de 3-9 bajo el HC Charlie Partridge han sentado como un jarro de agua fría. QB Jason Driskel (hermano de Jeff), tendrá el puesto titular en esta su temporada Sophomore tras lanzar para algo más de 1000 yardas en lo poco que vio el campo el año pasado. RB Greg Howell estará de vuelta y parece que será la punta de lanza del ataque. Con 68 “underclassmen”, los owls son uno de los equipos más jóvenes del país, provenientes de 2 buenos recruitings seguidos, puede que esta no sea su temporada, pero se pueden empezar a ver avances de lo que este equipo es capaz el año que viene con más experiencia.

Temporada para olvidar la de Old Dominion, tras un 6-6 en 2014, en 2015 un 5-7 que supone la primera temporada por debajo del 50% de victorias en su historia. El ataque tiene algunos jóvenes prometedores como el RB Ray Lowry quien fuera segundo en el “C-USA Freshman of the Year” con 1136 yardas. Vuelven un total de 17 titulares para intentar volver al .500.

Cuatro de las 6 victorias de UTEP la pasada temporada, incluyendo las 3 de la C-USA, fueron por un field goal, eso sumado a que enfrentaron el segundo calendario más fácil del país, me hace deducir que no tuvo mucho mérito su temporada. Este año tendrá el calendario más fácil del país (solo 2 equipos con record ganador). HC Sean Kugler seguirá dirigiendo al equipo con algunos cambios en el staff. Tiene el escenario, pero en mi opinión, no las armas suficientes para llegar a una bowl.

Tras dos malas temporadas, UTSA nombro HC a Frank Wilson para reemplazar al dos veces “Coach of the Year”, Larry Coker. La pasada temporada la desbandada de seniors fue brutal, pero pudimos ver destellos de calidad en el RB Jarveon Williams que vuelve para su año senior tras tener 6.0 yardas por carrera y 94.7 por partido, siendo así el cuarto máximo del país. El ataque debería mejorar, pero la defensa seguirá siendo un coladero.

El ex-OC de los Tar Heels, Seth Littrell, ha aceptado el difícil trabajo de entrenar a North Texas. El último entrenador que tuvo una carrera con record ganador con ellos fue en 1973-78. Hereda un equipo que lidero la C-USA y fue tercero en el país en fumbles recuperados, con 14. El problema es que en todo lo demás están al final de los rankings. Llevan dos años sin ganar fuera de casa (0-13), donde han perdido por un promedio de 163 yardas. Trabajo muy complicado que requerirá de bastante paciencia.

HC Ron Turner afronta su cuarta temporada al frente de Florida International. Un año más volverá a estar en el “Hot seat”. Vuelven 9 titulares, incluida toda la línea, a un ataque que debería de mejorar. En la defensa, los 4 “All-CUSA” se han graduado y dejan un hueco enorme. Permitieron un promedio de 44.25 puntos en los últimos 4 partidos de liga. No les auguro una temporada fácil a ese lado del balón.

Charlotte viene de “disfrutar” la que ha sido su primera temporada como equipo FBS. El staff liderado por Brad Lambert es uno de los más experimentados del país, pues todos los miembros tienen al menos 20 años de know-how. RB Kalif Philiphs ha sido el quinto del país en yardas por partido con 87.4, y 5.1 yardas por carrera. Será el pilar del ataque al que vuelven 9 titulares. La misma cantidad vuelven a la defensa que dejo buenas sensaciones contra el pase. Año para seguir creciendo en Charlotte.

Prediccion: Como comentaba en el párrafo introductorio, Southern Miss debería de ganar la división Oeste con la gorra. En el este, los Hilltoppers son claros favoritos, aunque MTSU y Marshall darán guerra. Al igual que el año pasado, por debajo de estos 4 hay un salto cualitativo grande, veremos si se cubren las 6 plazas de bowl garantizadas.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.