¿Qué podemos esperar de los Quarterbacks novatos?


Autor: Anthony Koo Chávez
 
Todos hemos sufrido en carne propia los efectos de la desastrosa pandemia del Covid-19 en la que nos hemos visto obligados a permanecer en nuestros hogares guardando distacia y medidas higiénicas específicas para combatir la enfermedad. 
 
Esta es una situación de la cual la NFL no ha estado ausente ya que esto ha traído consecuencias para la liga como la actual situación de los Tenessee Titans, los New England Patriots y los Kansas City Chiefs, pero en esta ocasión vengo a platicarles sobre la manera particular en que afectó a los novatos y en especial a los quarterbacks así como lo que podemos esperar de estos en el primer año al frente de sus respectivos equipos, por lo que solo tendré en cuenta a la tríada de quarterbacks que fueron seleccionados más alto en el draft, ya que el resto deberá esperar y seguir compitiendo a no ser que ocurra una lesión.
 
Como parámetro general esta fue una offseason muy movida donde se realizaron muchos cambios en los equipos, tanto de jugadores como de staff a lo que tenemos que adicionar unos training camps recortados que iniciaron tarde y con normas nuevas para todos en lo referido a la práctica deportiva en medio de esta situación epidemiológica lo que primeramente dificultó las visitas de los equipos a los jugadores previo al draft, su evaluación sistemática durante la temporda baja y el aclimatamiento con el nuevo libro de jugadas, argumentos aplicables para todos los novatos y en el caso de los quarterbacks tuvo mayor implicación debido a que son el eje del juego y apenas tuvieron un mes para realizar lo que normalmente harían en alrededor de 4.
 

NEW ORLEANS, LOUISIANA – JANUARY 13: Joe Burrow #9 of the LSU Tigers runs the ball against the Clemson Tigers during the College Football Playoff National Championship game at Mercedes Benz Superdome on January 13, 2020 in New Orleans, Louisiana. (Photo by Chris Graythen/Getty Images)

 
Joe Burrow   
 
Si no sabes quién es has estado viviendo en la luna de los emparrillados. Burrow ganador del trofeo Heisman de la pasada temporada colegial, se despachó un temporadón en la que rompió imposibles récords para la liga universitaria, su conferencia y su equipo, lidereando a unos potentes Tigres de LSU al campeonato nacional donde a la postre salieron victoriosos con convincente marcador de 42-25 gracias en buena medida a las impecables actuaciónes de Joey a lo largo del campeonato en donde lanzó para 5208 yds, 55 tochdowns y se convirtió en el primer quarterback en la historia en lanzar para 5 pases de anotación en un juego de campeonato.
 
Fue seleccionado como pick número 1 general para los Cincinnati Bengals, algo que todos sabiamos desde inicios de año por lo que equipo y jugador tuvieron más tiempo que el resto para acordar términos y comenzar el proceso de iniciación como mariscal de un equipo de football profesional, pero la ventaja no fue mucha ocasionado a que ya en el mes de marzo comenzaron a aparecer numerosos casos de coronavirus en Estados Unidos lo que resultó en inminentes medidas restrictivas incluido el draft online.
 
Burrow como era de esperarse abrió en semana 1 contra los Chargers de los Angeles con su nuevo equipo y encabezando una prometedora ofensiva con figuras como AJ Green, Tyler Boyd, Joe Mixon y el recién tomado en 2da ronda Tee Higgins encuentro que culminó 16-13 por un fallo del pateador Randy Bullock que hubiera llevado a su equipo a Overtime. En ese partido Burrow finalizó con 193 yardas aéreas y corrió para  otras 46 incluida una escapada hacia la zona de anotación.
 
A estas alturas de la temporada Burrow acumula 821 yardas por aire para un 64.5 por ciento de aciertos, 5 pases de anotación, con 64 yardas terrestres y un touchdown por esa vía, siendo lo más llamativo de todo la única intercepción que lleva en tres partidos y el récord que implantó en semana 2 contra los Browns de Cleveland siendo el único mariscal en la historia que iniciando desde semana 1 en su temporada de novato lanzando más de 40 pases en un juego no fue interceptado.
 
Los números anteriormente presentados son una muestra de la calidad de Burrow y aún sin el apoyo de una línea ofensiva decente ha logrado sostener un ataque aéreo bastante aceptable y aunque según el propio jugador no se siente cómodo sin ganar estas 3 primeras semanas podemos vislumbrar un futuro interesante en él. 
 
Pronostico para sus números un incremento en 3200 yardas aéreas y otros 14 pases de anotación sumado a unas 5 victorias con el equipo en sus dominios considerando otra más que pueda quitarle a un equipo grande para un balance de 6-10 al final de la temporada.
 
 

TUSCALOOSA, ALABAMA – NOVEMBER 09: Tua Tagovailoa #13 of the Alabama Crimson Tide throws a pass during the second half against the LSU Tigers in the game at Bryant-Denny Stadium on November 09, 2019 in Tuscaloosa, Alabama. (Photo by Todd Kirkland/Getty Images)

Tua Tagovailoa
 
Quién dice que solo se surfea en Hawai. Elegido en el pick número 5 general del draft y egresado de la universidad de Alabama arribó Tua Tagovailoa un muchacho poco cómun, zurdo y proveniente de las islas americanas del pacífico a la ciudad de Miami Florida con el fin de sumarse a las filas de unos muy alicaídos en los últimos años Delfines de Miami donde tendría competencia con el mariscal iniciador, el egresado de Harvard, Ryan Fitzpatrick y el fracasado ex 1ra ronda Josh Rosen.
 
Esta situación dificultó muchísimo el adiestramiento de Tua ya que totalmente diferente a Burrow este no tenia un rol asegurado en semana 1 y posiblemente ni siquiera lo tendría a causa  a una trágica lesión que le impidió mostrar mejor desempeño en el deporte colegial y alcanzar una mejor posición en el Draft ya que venía pronosticado incluso para #1 general.
 
Actualmente Tua no lanza en Miami y luego del corte de Rosen solo queda Fitzpatrick para competir y con la actuación de este último en el reciente partido ante Jacksonville sus posibilidades de iniciar un partido pronto se ven lejanas ya que invirtieron mucho capital de draft en él y preferirán reservarlo hasta que se haya adecuado perfectamente y su lesión haya sanado. 
 
En su carrera colegial Tua lanzó para un 69.3 por ciento de pases, 7442 yds aéreas y 87 tochdowns. Vaticino su entrada para las semanas de la 12 a la 14 por los siguientes motivos, si entra en semana 11 sería por los ajustes hechos en el bye week del equipo, si lo hace en semana 12 sería porque enfrentaría a otro novato (Burrow) y si debuta en semana 14 sería por falta de opciones de Miami para llegar a playoffs y tendría en calendario a Chiefs, Patriots, Raiders y Bills, una verdadera prueba de fuego. Todo esto descartando la posibilidad de una lesión o baja de redimiento por parte de “Fitzmagic”y de ser así le pronosticaría unas 900 yardas aéreas con 5-6 tochdowns y quizá alguna que otra victoria.
 
 

EUGENE, OREGON – NOVEMBER 30: Quarterback Justin Herbert #10 of the Oregon Ducks passes the ball during the first half of the game against the Oregon State Beavers at Autzen Stadium on November 30, 2019 in Eugene, Oregon. (Photo by Steve Dykes/Getty Images)

 Justin Herbert
 
Admito que de esta tríada el jugador que menos me impresionaba e incluso me causaba hasta dudas era el egresado de Oregon pick 6 global Justin Herbert, pero ¡cómo cambian las cosas de un día a otro! A todas luces Herbert debía mantenerse en la misma situación que Tua, adaptándose hasta que en semanas de la 10 a la 14 le dieran el control cuando ya no tuvieran más oportunidades los Chargers, pero todo esto cambió cuando ocurrió una repentina lesión del quarterback iniciador Tyrod Taylor y se vio agravada con una muestra de negligencia médica por parte del equipo de doctores de los Cargadores. Herbert a solo pocos minutos del inicio del partido en SoFi Stadium frente a Kansas City fue notificado de la situación y de que tendría que salir a jugar, partido en el que demostró porque fue elegido en primera ronda y en 6to pick. 
 
Dejó un juegazo contra Patrick Mahomes que ni siquiera Deshaun Watson (semana 1) ni Lamar Jackson (semana 3) pudieron acercarse a la demostración de Mahomes, todo esto, claro está, con un excepcional trabajo de su defensa. Herbert es su primer partido comandando a los Chargers lanzó para 311 yardas aéreas y una anotación, mientras que acarreó para otra y acumuló 18 yardas terrestres, en esta brillante actuación le despachó 96 yardas a su mejor receptor Keenan Allen y 83 a su ala cerrada Hunter Henry. 
 
Luego de esta brillante actuación que resultó en una triste derrota, el equipo de Los Angeles visitó el Bank of America Stadium en Carolina donde otra vez tuvo una actuación prolifica con 330 yardas aéreas y una anotación además de 15 por tierra en 3 acarreos, repartiéndole otra vez un importante número de targets a su receptor mas seguro que alcanzó las 132 yardas aéreas y una anotación. 
 
En este partido salieron a flote algunas deficiencias de Herbert que pudimos ver en su debut pero fueron opacadas porque el rival anterior eran los Chiefs de Patrick Mahomes. 
 
Justin se ha visto convincente, serio y decidido en varias ocasiones pero a la misma vez en otras se ha mostrado indeciso, apresurado y con problemas para tomar decisiones rápidas problemas que trae desde el college pero que no deben ser impedimento para un muchacho joven con buen brazo que si se mantiene asi podriamos tener a un próximo Philip Rivers (en el mejor sentido del nombre) de vuelta en Los Chargers. 
 
En semana 4 otra vez volvió a lanzar para más de 300 yardas y múltiples touchdowns por lo cual cuando regrese Taylor no considero que pueda ser una amenaza para la titularidad de Herbert por lo que le vaticino aproximadamente unas 4000 yardas aéreas y unos 15 tochdowns.
 
Anthony Koo Chávez, joven santiaguero, amante de los deportes, difusor del Football Americano, fan de los New England Patriots y miembro de la Comunidad NFL Cuba. @K_AmazingYen12 en Twitter 
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.