Sam Darnold quiere ser el #1 del draft y jugar en Cleveland

Sam Darnold quiere ser el #1 del draft y jugar en Cleveland

David Crane

Los Angeles Daily News

El quarterback de la universidad de USC quiso lanzar en la lluvia en su Pro Day y ha asegurado que su sueño es vestir la camiseta de los Browns.

La ineptitud como franquicia de los Cleveland Browns en el siglo XXI no tiene muchos antecedentes en la historia de la NFL. Han sido malos con avaricia en una era, la de la agencia libre, el límite del espacio salarial, el reparto igualitario de beneficios y el draft, en la que la liga se esfuerza para que todos los equipos, por malos que sean, tengan armas para competir año tras año. Tan catastrófica ha sido la gestión, hablando en general, que se ha extendido el chiste de que ir allí es dar por finalizada tu carrera.

Este año tienen el #1 del draft y, en los meses previos al proceso de selección, ha corrido el bulo, la leyenda urbana, de que Josh Rosen, quarterback de UCLA y uno de los más serios candidatos a ser elegido en esa posición, no quiere jugar para ellos. El chaval nunca dijo nada parecido, salvo un “prefiero ir a un buen sitio que ser elegido muy alto” genérico pronunciado antes de saber quién sería el #1 del draft.

Uno de sus grandes rivales, sino el mayor, para ser el primer elegido el próximo 26 de abril por los Cleveland Browns, es Sam Darnold, QB de USC. Ayer se celebró el Pro Day de esa universidad, y los equipos acudieron para ver al joven, y a sus compañeros, en un análisis más concienzudo de cara a la evaluación ddefinitivo.

Y Darnold dejó muy claro, con hechos y con palabras, que el quiere, sin ninguna duda, ser el #1 e ir a jugar a los Cleveland Browns.

Resulta que estaba previsto que lloviese en Los Angeles, así que su entrenador les dijo que iban a cambiar el orden de las pruebas para que pudiera lanzar antes de que comenzase la lluvia, pasando las pruebas de los hombres de las trincheras a ese periodo. Y Darnold se negó, diciendo que quería lanzar en malas condiciones. Preguntado por el motivo, argumentó: “Para jugar en Cleveland hay que hacerlo en malas condiciones meteorológicas, y es allí a donde pretendo ir”.

Ya el día antes había cenado con Jimmy Haslam, dueño de los Browns, John Dorsey, general manager, y Hue Jackson, entrenador del equipo. Allí les dijo todo lo que querían oír: su único objetivo, ahora mismo, es convencerles para poder ser un Brown.

Sam Darnold es el máximo favorito en las casas de apuestas para ser el #1 del draft. Todo lo que ha hecho esta semana no hace sino acercarle a ese sueño, aunque eso signifique desear jugar para los Cleveland Browns.

 

1 comentario

    • Rey Cowboy en 27/03/2018 a las 11:01 am
    • Responder

    Claro que casi todos quieren ser el numero uno del draft,sea donde sea.eso es un merito y casi siempre una presion de demostrarlo.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.