Tras un pulmón perforado, no más micrófonos para Randall Cobb

GREEN BAY — Randall Cobb sabe que nunca podrá decir con certeza que el micrófono de NFL Films que portó durante un duelo de playoffs la temporada pasada causó su lesión en el pulmón, pero el receptor abierto de los Green BayPackers no asumirá ningún riesgo.

“Nunca portaré un micrófono nuevamente”, dijo Cobb este jueves.

No fue la primera vez que Cobb accedió a portar el micrófono, pero fue la primera vez que tuvo un problema con él.

Randall Cobb cree que el micrófono terminó por lastimar su pulmón en la pasada postemporada. AP Photo

Quedó lesionado en el primero periodo de la derrota de playoffs frente a los Arizona Cardinals el 16 de enero. Después de toser sangre, fue trasladado a un hospital del área de Phoenix donde debió pasar la noche en observación.

Cobb quedó lesionado cuando cayó sobre su espalda mientras intentaba realizar una atrapada. Más tarde describió la lesión como un pulmón perforado. El equipo aceptó al momento que había sufrido un problema en el pulmón.

“Esta teoría [del micrófono] no es nada nueva”, dijo Cobb. “Es algo de lo que hemos platicado muchas veces. No hay modo de probarlo, pero tampoco hay modo de refutarlo”.

“No me siento cómo con el micrófono, y diré lo siguiente: Randall Cobb sufrió una lesión seria el año pasado y creo –y él también, así como el equipo– que eso fue causado por el micrófono”, dijo Rodgers la semana pasada en un podcast conducido por su ex compañero A.J. Hawk.

“Cayó sobre el micrófono y sufrió la lesión que lo mantuvo fuera del juego, probablemente lo hubiera mantenido fuera del resto de los playoffs. Y el lugar de la perforación era directamente adyacente al micrófono”.

Cobb no ha sufrido ningún impacto a largo plazo por la lesión y ha sido capaz de participar de lleno en el programa de temporada baja, pero reiteró que nunca portará de nuevo un micrófono.

“Si estuviéramos en camino al SuperBowl y tuviéramos la transmisión en vivo durante el juego, es bastante grandioso poder regresar para mirar y escuchar lo que pensabas y sobre qué hablabas en ese punto”, explicó Cobb. “Es bastante grandioso en ese caso, pero no creo que valga la pena el riesgo”.

Comentar

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.