Un último Mock Draft 2018 antes de la gran noche del jueves

Un último Mock Draft 2018 antes de la gran noche del jueves

Sean M. Haffey

AFP

Nos espera una jornada en la que los quarterbacks serán los grandes protagonistas y el origen de las decisiones más locas e imprevisibles.

Quedan pocas horas de elucubraciones, rumores y sospechas. El Draft de la NFL de 2018 huele a quarterback que apesta. Y aunque para muchos es un draft desigual, quizá con no demasiado nivel en algunas posiciones clave, el póker de ases que forman Darnold, Rosen, Mayfield y Allen, cuatro pasadores con potencial para convertirse en jugadores estrella, convierte esta elección colegial en una cita muy especial. A partir de aquí, mis pronósticos. No esperéis nada especialmente novedoso respecto a lo que habéis leído en las últimas semanas. La única diferencia con la mayoría está en las cinco primeras elecciones, con Denver y Cleveland intercambiando picks para que ambos puedan conseguir lo que quieren sin sobresaltos.

1. Cleveland Browns: Sam Darnold, QB

Darnold me parece un jugador especial. Un tipo con un carisma impresionante y una capacidad inexplicable para hacer cosas imposibles. Vale, es bastante heterodoxo, pero aparentemente eso no afecta a su rendimiento y es el tipo de jugador que enamora, algo que necesitan en Cleveland como el comer.

2. New York Giants: Josh Rosen, QB

En las últimas semanas Rosen está bajando inexplicablemente en todos los pronósticos, pero no me lo creo. Tiene empaque de quarterback de los ’90 e inteligencia y desparpajo del siglo XXI. Para mí, la elección con menos riesgo de las cuatro y la más lógica en la mentalidad de los Giants. Tampoco me creo los exabruptos de su general manager los últimos días negando que vayan a por un quarterback, ni los rumores de intercambio, ni que sigan creyendo en Eli… Vamos, que no me creo nada.

3. New York Jets: Baker Mayfield, QB

Quizá parezca el menos espectacular de los cuatro y muchos le ponen un asterisco por su presunta falta de fuerza en el brazo, pero lo completa todo, tiene una movilidad extraordinaria en el pocket y todo apunta a que su adaptación al football profesional podría ser muy rápida. Los Jets de Bowles parecen un equipo paciente y muy serio, ideal para no meter demasiada presión a Mayfield, que encaja en la franquicia como un guante.

4. Denver Broncos (de Cleveland): Josh Allen, QB

Sé que me salgo de la mayoría de los guiones, pero creo que en Buffalo están como locos por subir a por el quarterback que sea y que en Denver también quieren encontrar su pasador de futuro. Ambos equipos harán una oferta a Cleveland, pero para los Browns puede ser más lógico negociar con Denver y asegurarse un pick 5 con el que montarían un ataque legendario en un solo draft. ¿Allen el cuarto en discordia? En los últimos días le colocan con el pick 1, pero la experiencia dice que la falta de puntería es uno de los problemas más complicados de resolver en el football profesional. Y por mucho que digan ahora que no es para tanto, y lo comparen con Cam Newton, Allen es el quarterback del que menos me fio del póker de ases de este Draft.

5. Cleveland Browns (de Denver): Saquon Barkley, RB

Si todo transcurre como imagino, los Browns elegirán al runningback más espectacular del siglo XXI y de paso se llevarán el pick 8 de segunda ronda de los Broncos y alguna cosita más. Hue Jackson se queda sin argumentos para que los Browns no solo empiecen a ser competitivos, sino también molones.

6. Indianapolis Colts: Bradley Chubb, DE

Los Colts lo han hecho fenomenal. Bajan del 3 al 6 y aun así se pueden llevar al que por muchos es considerado el mejor jugador defensivo de este draft.

7. Tampa Bay Buccaneers: Quenton Nelson, G

Otros que no podían ni soñar con que podrían arreglar su enclenque línea ofensiva con un guard con talento de número 1 del draft.

8. Chicago Bears: Tremaine Edmunds, OLB

A estas Alturas, en Chicago estarán desolados porque en las dos elecciones anteriores volaron sus jugadores favoritos. Sin embargo, Edmunds lo tiene todo para convertirse en un linebacker gigantesco de los que hacen época. Tiene una movilidad endiablada y puede jugar en varias posiciones. El único ‘pero’ es que parece que necesitará una temporada para madurar su cuerpo antes de destapar el tarro de las esencias. Lo bueno es que en Chicago no deberían tener prisa con él.

9. San Francisco 49ers: Denzel Ward, CB

Los nubarrones parecen negros para el centro del front seven de los Niners con los problemas de Reuben Foster con la justicia. Pero según van pasando los días, la certeza de que no volvería a jugar en la NFL está tornando hacia la posibilidad muy real de que todo quede en algunos partidos de sanción. Por eso, la urgencia de San Francisco por conseguir un sustituto puede dar un vuelco hacia la necesidad por reforzar una secundaria anémica. La única duda está en las duras palabras de John Lynch sobre Foster en las últimas horas.

10. Oakland Raiders: Roquan Smith, LB

La elección de los Niners sirve para zanjar las dudas de Oakland entre elegir a Denzel Ward o a Roquan Smith. Y en mi opinión, con mucha suerte, porque Smith es el linebacker interior rápido y dominante que llevan mucho tiempo esperando.

11. Buffalo Bills (de Miami): Lamar Jackson, QB

Denver cerró la puerta a Buffalo para subir a por Allen y ahora tendrán que conformarse con Lamar Jackson como una reencarnación de Michael Vick con un poquito (o quizá un muchito) más de talento en el pase. Seguro que subir al pick 11 por él es excesivo, pero no les llegaría al 22 ni en sueños y Arizona está acechando para subir a por Jackson si los Bills se despistan.

12. Miami Dolphins (de Buffalo): Vita Vea, DT

Adiós a Suh, Hola a Vita Vea. El mejor tackle defensive del draft para sustituir a uno de los mejores de todos los tiempos. Menudo papelón. Al final, casi todo el futuro dependerá del estado en el que vuelva Tannehill.

13. Washington Redskins: Da’Ron Payne, NT

Necesitan parar como sea la sangría que sufrieron el año pasado en el centro del front seven, con todos los rivales corriendo a placer. Como ya ha sido elegido Vita Vea, el siguiente en la lista es Payne.

14. Green Bay Packers: Minkah Fitzpatrick, S

Ya no es solo una cuestión de la debilidad de la secundaria de los Packers en los últimos tiempos. También hay una terrible falta de referente en la defensa. Ese problema puede quedar resuelto con un chico que podría jugar prácticamente en cualquier posición de la secundaria con eficacia y ser muy agresivo entrando en blitz.

15. Arizona Cardinals: Calvin Ridley, WR

Los Cardinals suspiraban por conseguir un quarterback en este draft, pero al final ha sido imposible. Tendrá que confiar en que Bradford no se lesione y consolarse eligiendo a un receptor como Calvin Ridley, con un perfil batallador que debería encajar como un guante en Arizona.

16. Baltimore Ravens: Mike McGlinchey, OT

Corre el rumor de que los Ravens seguirán buscando receptores en el draft después de haber fichado a tres en la agencia libre y con Dez Bryant aún en el mercado. Yo creo que reforzarán la línea ofensiva con el mejor tackle de este draft para volver a formar un muro ante Flacco como en los buenos tiempos, que Ricky Wagner se echa de menos.

17. Los Angeles Chargers: Derwin James, S

A los Chargers se les habrá torcido el gesto con la elección de McGlinchey en el pick anterior, pero aunque su línea ofensiva necesita refuerzos urgentemente, también necesitan un safety ya. Que James esté libre a estas alturas es todo un regalo para ellos.

18. Seattle Seahawks: Marcus Davenport, DE

Sin descartar que bajen en el draft en busca de más elecciones intermedias, y teniendo en cuenta que año tras año descartan reforzar su línea ofensiva para desesperación de su afición y de Russell Wilson, creo que van a buscar en Davenport al heredero de Michael Bennett.

19. Dallas Cowboys: D.J. Moore, WR

Me pregunto si Moore mejorará a Dez Bryant. Espero que sí, pero sospecho que perderán con el cambio en una elección que parece inevitable.

20. Detroit Lions: Taven Bryan, DT

Quizá tengan otras urgencias, pero no podrán evitar caer en la tentación de hacerse con Bryan para que forme con A’Shawn Robinson una pareja de tackles defensivos espectacular.

21. Cincinnati Bengals: Isaiah Wynn, G/C/OT

La línea ofensiva de los Bengals necesita reforzar todas las posiciones pese al fichaje de Cordy Glenn. Entre todo el talento disponible quizá Wynn sea la mejor solución, porque parece que podría rendir tanto de guard como de center.

22. Buffalo Bills: Will Hernandez, G

Tras la retirada de Incognito y Eric Wood y la marcha de Glenn los Bills necesitan desesperadamente reforzar la línea ofensiva. Quizá puedan esperar a segunda ronda para encontrar su nuevo guard, pero es mucho más seguro elegir ya a Hernandez y dejarse de sobresaltos.

23. New England Patriots: Rashaan Evans, ILB

Muchos analistas dan por hecho que reforzarán la línea ofensiva con su primera elección, y Kolton Miller aparece en las quinielas como futuro tackle del equipo, pero creo que Belichick no podrá resistirse a la tentación de seguir añadiendo jugadores polifacéticos al centro de su defensa si Rashaan Evans sigue disponible.

24. Carolina Panthers: Mike Hughes, CB

La secundaria de Carolina fue una pena el año pasado. El fichaje de Ross Cockrell no parece suficiente para resolver el problema y Mike Hughes puede ser la pieza que falta para dar un auténtico salto de calidad.

25. Tennessee Titans: Arden Key, DE

Todos los años en el draft hay varios jugadorazos que llegan con asterisco por sus problemas personales. Key es uno de ellos, pero con su talento de cazador de quarterbacks, y su capacidad para jugar en todas las posiciones exteriores del front seven, puede ser un riesgo asumible para resucitar el anémico pass rush de los Titans.

26. Atlanta Falcons: Maurice Hurst, DT

Los Falcons necesitan un defensive tackle para sustituir a Dontari Poe y desde antes del Combine han llegado rumores desde Atlanta de que el jugador que quieren es Taven Bryan. Como se les han adelantado los Lions, tendrán que conformarse con Hurst.

27. New Orleans Saints: Hayden Hurst, TE

Después de que su intento de recuperar a Jimmy Graham fracasara, casi nadie duda de que los Saints cubrirán la posición llevándose al mejor tight end del draft.

28. Pittsburgh Steelers: Leighton Vander Esch, ILB

La lesión de Ryan Shazier abrió un agujero en el centro del front seven de los Steelers que debe ser resuelto de inmediato. Y que Vander Esch esté libre a estas alturas es un regalo que no pueden dejar escapar.

29. Jacksonville Jaguars: Courtland Sutton, WR

Los Jaguars han perdido a Allen Robinson y a Allen Hurns, consiguieron renovar a Marqise Lee y han fichado a un Donte Moncrief que a veces parece una gran estrella y otras un tipo aburrido. Sutton tiene talento suficiente para que en Jacksonville no echen de menos a Robinson.

30. Minnesota Vikings: Frank Ragnow, G/C

Los Vikings necesitan sustituir a Joe Berger, que anunció su retirada hace pocas semanas. Ragnow es el mejor guard disponible y puede jugar en las tres posiciones interiores de la línea.

31. New England Patriots: Justin Reid, S

Puede parecer que lo que los Patriots necesitan de verdad es un cornerback, pero creo que Belichick sigue empeñado en revolucionar su secundaria acumulando safeties que pueden jugar casi en cualquier posición. Por eso, pienso que elegirá a Justin Reid, un safety camaleónico, y no al cornerback Joshua Jackson, que podría parecer una apuesta mucho más obvia.

32. Philadelphia Eagles: Joshua Jackson, CB

Los Eagles tienen el equipo bastante hecho después de una magnífica agencia libre. Muchos creen que elegirán a un running back para cubrirse de la probable marcha de Ajayi en la próxima agencia libre. Yo creo que su secundaria es ahora el eslabón más débil y que encontrarse con Joshua Jackson a estas alturas convierte esta elección en un auténtico robo.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.